miércoles, 22 de febrero de 2017

El Vigía de los Tiempos, de Óscar Germán Vázquez Asenjo




FICHA TÉCNICA

TRILOGÍA: Dragones de la mente #2
EDITORIAL: Círculo Rojo
FORMATO: Papel, tapa blanda
Nº PÁGINAS: 436
ISBN: 978-84-9140-870-3


SINOPSIS

Ya no existen los dragones, la Estirpe de los Egroj acabó con ellos, pero ahora su último descendiente es el que alberga en su mente todo el peso del pasado. Almantor vigila y sospecha que le han traicionado, por eso decide desenmascarar la villanía que está a punto de acabar con la humanidad.


OPINIÓN PERSONAL

Hoy os trigo la reseña de la segunda parte de la trilogía Dragones en la mente. La editorial me ofreció leer el libro y, como no he leído el primer libro, al principio tuve ciertas reticencias. Pero la sinopsis me atrajo y acepté la propuesta. Ha sido toda una sorpresa descubrir que se puede leer de manera independiente. En ningún momento he tenido problemas para entender la trama. De hecho, se hacen continuas referencias al pasado así que te pones en situación para seguir el hilo de la historia. Incluso se podría pensar que es un libro autoconclusivo ya que al final se resuelven todos los conflictos creados.

El vigía de los tiempos es una novela con tintes psicológicos que cabalga entre la ciencia ficción, la fantasía y lo sobrenatural. En ella aparecen dinosaurios, dragones, ángeles, demonios y clones. Una mezcla original  que hace la lectura bastante interesante.

La historia comienza con Almantor, el vigía y último descendiente de la Estirpe de Egroj. Apartado de todo contacto humano, es el único que puede albergar en su mente la red neuronal, una forma inmaterial que permite a los dinosaurios seguir existiendo. Pero, poco a poco, descubre que estos, junto a los demonios, han ideado un macabro plan para deshacerse de la raza humana, que está sumergida en una guerra que dura ya cientos de años. Los dinosaurios dominan los sueños de la gente y han conseguido dividir el planeta en dos bandos que se odian a muerte: los insomnes, aquellos que no saben soñar y solo creen lo que ven; y los soñadores, que defienden la libertad y respetan todo tipo de realidades, sean más o menos tangibles.
A partir de ahí, movido por su gran sentido de la responsabilidad, Almantor luchará para hallar respuestas que llenen su vida (la red neuronal le ha borrado los recuerdos para poder dominarle mejor) y desbaratar los planes de dinosaurios y demonios.

En muchas de las lecturas actuales predominan las escenas donde la acción es constante, abundan los diálogos y las frases suelen ser cortas y contundentes. Así se consigue imprimir un ritmo ágil y veloz. Esto no es lo que encontraréis en El vigía de los tiempos. Su lectura es más pausada, llena de reflexiones y flashbacks que nos invitan a ponernos en la piel de los personajes y nos da tiempo para asimilar todo lo que ocurre en la trama, que no es poco (y si no prestas atención, en ocasiones puede parecer algo lioso). Pero no por ello la novela es aburrida o monótona. Al contrario, a medida que avanza la trama, el autor va dejando preguntas sin respuesta y pistas que aumentan la intriga y, claro, te cuesta dejar de leer.

El vigía de los tiempos es una novela de pocos personajes y está narrada a dos voces: por un narrador omnisciente y por el propio Almantor.
Óscar Germán Vázquez Asenjo muestra un manejo excelente del lenguaje, con un vocabulario muy rico pero nada complicado y lleno de sensibilidad, Personalmente me han llamado la atención las detalladas descripciones que hace del entorno que rodea a Almantor en su soledad. Las del primer capítulo me han parecido preciosas.

El personaje de Almantor me ha cautivado. Como vigía, posee unas cualidades únicas que le permiten vigilar cualquier cosa o persona del planeta. Además, ha desarrollado unas cualidades físicas que le permiten vivir en un entorno donde las condiciones son muy extremas.
Su soledad, necesaria para llevar a cabo su misión, ha provocado que no tenga ni entienda los sentimientos humanos. Simplemente se limita a realizar su tarea de vigilante e informar a la red neuronal de dinosaurios cualquier cambio. No obstante, posee un gran conocimiento de la condición humana. Sin embargo, cuando empieza a darse cuenta de lo que realmente ocurre, es cuando le vemos evolucionar. Te emocionas cuando descubre quién es, cuando recupera su identidad, cuando se siente humano otra vez y empieza a sentir y a amar. Para ello también cuenta con la ayuda de Racso Rodart Siger, su abuelo, y Walter Esquivo, una especie de periodista que tiene sueños premonitorios y que denuncia lo que va a ocurrir en los lugares que sueña. Ambos personajes son inmortales y muy importantes en el desarrollo de la lucha entre las fuerzas del bien y del mal. Y no digo más para evitar espoilers.

Si queréis leer algo diferente, El vigía de los tiempos, os sorprenderá por la originalidad con la que el autor combina elementos de varios géneros literarios, a la vez que profundiza en la personalidad y los valores humanos (sin ponerse filosófico).


VALORACIÓN:



Muchas gracias a Círculo Rojo Editorial por el ejemplar.

2 comentarios:

  1. Hola!
    Parece interesante, me gusta lo de la profundidad en la personalidad, es un tea que me fascina, y me da curiosidad la trama... pero apenas tengo tiempo para leer :( Aun así, lo llevo apuntado para el futuro cuando esté más despejada (Espero)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Ha demasiados libros para una vida tan corta, ¿verdad?
    Gracias por comentar.
    Nos leemos. Un saludo

    ResponderEliminar