jueves, 7 de julio de 2016

EL RUISEÑOR, DE KRISTIN HANNAH


FICHA TÉCNICA

EDITORIAL:  Suma
FECHA PUBLICACIÓN:  Febrero 2016
FORMATO:  E-book
Nº PÁGINAS:  576
ISBN:  9788483658956



SINOPSIS

La vida de Vianne Muriac y de su familia da un giro inesperado cuando los alemanes invaden Francia en 1939. Lo que hasta ese momento había sido un mundo feliz en el idílico pueblo de Carriveau, se convierte en una auténtica pesadilla.
El marido de Vianne, Antoine, es llamado a filas y ella, sola, sin comida y sin dinero, se ve obligada a tomar decisiones muy duras para proteger a su hija y sobrevivir.
Su hermana, Isabelle, una joven de 18 años, impulsiva e inconformista, se niega a someterse a los nazis, lo que la lleva a unirse a la Resistencia. Su vida corre peligro constantemente, pero no le importa si con ello puede salvar algunas vidas mientras lucha por su país.


OPINIÓN PERSONAL

El ruiseñor narra la historia de dos hermanas en la Francia ocupada durante la II Guerra Mundial. El carácter de ambas es totalmente opuesto y encaran la nueva situación de forma diferente.
«Vianne era la que acataba las reglas, e Isabelle, la rebelde. Vianne se había sumido en el silencio después de la muerte de maman (...), mientras que Isabelle había tenido rabietas, se había escapado y había exigido atención. Su madre les había jurado que algún día serían amigas inseparables. Nunca como en ese momento aquella predicción le había parecido menos plausible.» (pág. 91)
Vianne es tranquila, sumisa, razonable y no quiere aceptar la situación. Por nada del mundo quiere pensar que va a ir a peor, sino todo lo contrario, que su marido volverá pronto y todo se arreglará. Opta por ignorar las consecuencias de la guerra e intenta mantenerse ocupada para no pensar, porque ya sabe lo que la guerra le hace a las personas. Necesita mantener la esperanza para no derrumbarse.
En cambio, Isabelle es como una bomba a punto de estallar. Es más impetuosa y pasional, aparentemente más valiente, pero también más realista. Rápidamente se da cuenta de lo que son capaces los nazis y, por eso, busca formas de combatirlos.
Sea como sea, a lo lago de la historia, las dos se convierten en heroínas en medio del horror.

Kristin Hannah ha creado personajes redondos y muy completos, con personalidad propia. Como lector eres capaz de sufrir con ellos y vivir sus miedos, alegrías e inseguridades, lo que en conjunto los hace extremadamente reales y cercanos.

La novela muestra la exhaustiva documentación que llevó a cabo la autora, no solo para crear a los personajes, sino para reconstruir un pedazo de nuestra historia.
La trama principal se narra a través de las historias paralelas de Vianne e Isabelle, entre Carriveau y París. Retrata la represión y el expolio que sufrió Francia durante la ocupación, así como el colaboracionismo del gobierno de Vichy, el hambre y la miseria del pueblo francés, las deportaciones y la Resistencia. Pero también aparecen historias secundarias, duras e incomprensibles incluso hoy en día: el drama de los niños judíos que quedaban huérfanos al deportar a sus padres, los franceses que colaboraron con los alemanes perjudicando a sus compatriotas, la suerte de los pilotos aliados que cayeron en la zona ocupada e incluso la humanidad de algunos oficiales alemanes que tampoco veían con buenos ojos lo que estaba sucediendo.

El ruiseñor te atrapa desde la primera página. La autora utiliza una prosa sencilla, repleta de acción e intriga y con diálogos muy dinámicos que te hacen avanzar en la lectura sin apenas darte cuenta.
La estructura de la novela está formada por capítulos cortos (lo cual se agradece porque te permite asimilar lo que lees), escritos en 3ª persona. Se intercalan algunos capítulos ambientados en 1995 y narrados en 1ª persona por uno de los personajes principales, del que no se descubre su identidad hasta el final.

A medida que lees te das cuenta de que no es una historia más sobre la II Guerra Mundial, sino que es un homenaje a todos aquellos héroes y heroínas, la mayoría anónimos, que arriesgaron sus vidas para salvar la de otros. Y, sobretodo, se centra en las miles de mujeres, esposas y madres, que tuvieron que luchar para sobrevivir y sacar adelante a sus hijos sin ayuda de nadie y conviviendo con el enemigo en casa, a veces de forma literal. Una parte de la historia frecuentemente olvidada.

Pero lo que realmente impacta de El ruiseñor es su lado emocional.
Por el contexto, uno ya espera que lo que va a leer va a ser duro y doloroso (como no puede ser de otra manera cuando se escribe sobre un periodo tan oscuro y macabro de la historia). Pero me ha sorprendido el cariño y la ternura con la que Kristin Hannah aborda el tema.
Me ha parecido un libro hermoso y muy emotivo (escribiendo esta reseña todavía me emociono al recordar alguna de las escenas), aunque estás todo el rato con el corazón en un puño. La autora intercala escenas familiares, que intentan dar un poco de sentido a lo que están viviendo, entre los momentos más atroces. De hecho, no se recrea en la barbarie.
Es más, diría que incluso ensalza la dignidad de las víctimas, esa que los nazis tanto se esforzaron por pisotear.

El ruiseñor es una historia que destila amor, esperanza y gratitud. Supongo que ese es el motivo por el que, al finalizar la lectura, te queda un buen sabor de boca (y más lágrimas de las que esperaba).
Para mí este libro ha sido una verdadera sorpresa, 100% recomendable.
Además, no hay que perderse el final.


VALORACIÓN:   5/ 5


Gracias a Edición Anticipada por el ejemplar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario